String para buscar
Submit buscar

Palabras pronunciadas por la Rectora de la UCV, Profesora Cecilia García-Arocha en el Acto de celebración del día del profesional universitario y aniversario de APUFAT

 

El historiador Gabriel Briceño Romero en el prólogo de una de sus obras nos habla de “la transformación lenta, serena y eficaz que el proceso de civilización ha significado para el viejo individualismo que aislaba a los hombres y les hacía mirar la vida con un criterio personalista, en donde el sujeto solitario, encasillado en su yo, se sentía autosuficiente hasta para abastecerse a sí mismo, el autor atribuía ese individualismo a que muchas de las iniciales conquistas de la ciencia y la tecnología desaparecieran con sus inventores que crearon un muro de misterio y de mutismo a sus descubrimientos, ansiosos de disfrutarlos exhaustivamente, pero sin compartirlos.  

 

El proceso civilizador y con él, la evolución, dan paso a la aparición de las primeras asociaciones como una forma de compartir responsabilidades y realizar en equipo prodigiosas tareas, que de acuerdo a sus palabras resultaban abrumadoramente imposibles para un solo hombre. Califica así mismo Briceño Romero la importancia de asociarse para el bien común y como esta capacidad conlleva a una definida conciencia de la responsabilidad, a una noción clara de la historia, a un deber ciudadano, a una altruista aspiración de provecho pluralista y a un conocimiento de lo que es el equilibrio social como factor de progreso”.  

       

APUFAT responde a ese carácter y en atención a esa conciencia, a esa interpretación clara de su papel en la vida universitaria, ha permanecido en el tiempo desde aquel abril de 1968 en que como lo señala la reseña histórica “un grupo de egresados universitarios que laboraban en la administración de esta universidad, iniciaron un movimiento con el propósito de luchar por los valores de la institución, la valoración de la actividad profesional y la firme defensa de sus reivindicaciones. La iniciativa se cristalizó el 09 de agosto de 1972 con la legalización de APUFAT”, y pese a las dificultades que pudieron presentarse, se reafirma su existencia y los principios que orientaron su creación. Así nos encontramos hoy compartiendo con ustedes el arribo a de un nuevo aniversario, que a la vez tiene significado de homenaje a sus integrantes en virtud de que esta fecha se constituyó en un importante día para el profesional universitario.   

 

Se rinde especial reconocimiento a la Sociólogo Gisela González, de inobjetable trayectoria y pilar fundamental en la vida de esta asociación. A Gisela, la profesional, la gremialista, la amiga, nos adherimos a este homenaje al tiempo que compartimos su satisfacción y orgullo.

 

A un importante grupo de agremiados se reconoce también en este día su desempeño en el diario quehacer de la universidad así como también, como acertadamente lo ha manifestado la Lic. Yanira Lovera directora de asistencia y seguridad social “el compromiso, la constancia y la perseverancia”. A todos y todas nuestra felicitación y palabra de estímulo para hacer continuos esos atributos, tan importantes para una efectiva y grata labor.  

       

Las dificultades que  hoy vive la institución universitaria y que se expresan en las frecuentes agresiones, descalificaciones, en la violencia que  asume protagonismo, exigen de los universitarios una posición decidida, de firme rechazo al tiempo que obligan a la defensa de los valores y principios que constituyen doctrina universitaria y que han sido asumidos también como principios de APUFAT, como un compromiso de fidelidad.  Nosotras reiteramos que la universidad no se doblega, porque su dignidad forma parte indivisible de su esencia y por ella lucharemos sin descanso.   

 

Al agradecer vuestra gentil invitación, formulamos votos porque vuestros proyectos y actuación estén siempre acompañados por el éxito y guiados por la ética, la solidaridad y un profundo apego a esta UCV, cultura de paz, libre, democrática y siempre autónoma.

 

Caracas, 07 de abril de 2011