Palabras pronunciadas por la Rectora de la UCV, Profesora Cecilia García-Arocha, en ocasión del acto de celebración del 73 aniversario de creación de FACES.

 

 

Este 28 de noviembre de 2011, acompañamos complacidas a las autoridades y comunidad de la facultad de ciencias económicas y sociales, en la celebración del 73 aniversario de su creación. Se recuerda hoy aquel 17 de noviembre de 1938:  la casona de san Francisco, inicio de las actividades académicas de la Escuela Libre de Ciencias Económicas y Sociales adscrita a la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, escenario de la consolidación de aquella idea, como señalamos en similar ocasión tres años atrás “que con admirable visión de futuro tuvieran los distinguidos venezolanos  José Joaquín González Gorrondona, Arturo Uslar Pietri, Tito González Alfaro Y José Joaquín Ron,  entusiasmados los jóvenes que se incorporaron a sus aulas, entre quienes se destaca por su activa participación en la vida nacional el Dr. Enrique Tejera París”.   

 

En el tiempo de hoy, en palabras de quien fuera su decana la profesora Sary Levy, la facultad de ciencias económicas y sociales:

“Constituye una comunidad diversa, plural y muy activa, cuya voz clara, firme, profesional está presente, orientando al país, cimentada en principios y valores, los  que día a día se intentan fortalecer; representa además un valioso espacio para la formación ética y profesional de juventudes en las áreas del actuar humano en sociedad”.    

 

Si  bien es cierto que en el transcurrir del tiempo ha caminado esta Facultad junto a los avances de la modernidad, y que en cada aniversario celebramos el presente exitoso, resulta importante el asumir tal y como lo señalara el distinguido profesor Manuel Caballero, hoy ausente, que “debemos comprender en su exacta dimensión el presente y una de las formas de esa comprensión es saber que él no hace  sino una sola cosa con el futuro y con el pasado, que las líneas que vienen de uno y se pierden en el otro, pasan por nosotros mismos aquí y ahora”,  entendemos así que lo que hoy existe, en cualquier escenario de la vida, tiene una continuidad con el ayer. En ese sentido, en cada logro, en cada circunstancia en la vida de las instituciones deben permanecer vivas las ejecutorias de quienes nos precedieron, esa es parte de la historia, que con aciertos y/o  con debilidades, no debe ser susceptible de modificación. Consecuentes con el planteamiento el acto de este día constituye motivo de júbilo  por el presente, de gratitud por los hechos de ayer y de optimismo para el mañana que hemos comenzado a transitar. 

 

La circunstancia social y económica del país, ha estado sujeta a vaivenes que en mayor o menor grado causan severo impacto, así como de influencias político ideológicas  que no siempre atienden a la racionalidad. Esto, indiscutiblemente, confiere mayor valor a la producción de conocimientos que en esta casa se generan y que desde siempre se han puesto al servicio del país y de sus instituciones para fortalecer y/o dar nuevos rumbos a dichas políticas.

 

Los de hoy son tiempos de incertidumbre, pese a ello, haciendo nuestras las expresiones de Escribá: la universidad no puede vivir de espaldas a ninguna incertidumbre, a ninguna inquietud, a ninguna necesidad de los hombres…. Por ello al celebrar con ustedes esta fecha aniversaria, les invitamos a continuar en la tarea de construcción, así como en la defensa de esta UCV, de sus principios, del sentido plural  a que obliga su propio carácter de universalidad.

 

Al reiterar nuestra felicitación por esta historia de vida productiva,  dejamos a manera de reflexión y de estímulo, el planteamiento de Rodríguez Iturbe:

“El techo del sueño de las distintas generaciones venezolanas, ha variado en altura según los condicionamientos de la realidad en la cual cada uno ha debido actuar como protagonista. La Venezuela soñada ha sido siempre motor de la ilusión patriótica y en el vertiginoso acontecer republicano, los límites del sueño han sido imperativos de eficacia, nunca lastre que impidiera proyectar con grandeza el porvenir”.

 

 

Gracias.-

 

 

Caracas, 28 de noviembre de 2011

 

 

CIUDAD UNIVERSITARIA DE CARACAS
"PATRIMONIO MUNDIAL" (UNESCO, 2000)

"La mejor garantía de conservación de los monumentos y de las obras de arte viene del afecto y respeto del pueblo, y ese respeto asienta sus bases en la educación y en el fomento de su conocimiento". (Carta de Atenas, 1931)