String para buscar
Submit buscar

Palabras pronunciadas por la Rectora de la UCV, Profesora Cecilia García-Arocha, durante el acto de entrega de certificados a los y las egresados y egresadas de los Diplomados de la Dirección de Extensión 2011.

 

 

 

Se ha definido la educación contínua como “aquella dirigida a quienes después de concluir su formación profesional en alguna disciplina, se interesan por el desarrollo individual y sienten la necesidad de completar y ensanchar su formación incorporando aquellos conocimientos experiencias y preguntas que conforman el legado vivo de la cultura. Constituye un cauce formal y académico para la formación integral del individuo mas allá de su profesión u ocupación”. 

 

Se insertan dentro de ella los diplomados, definidos por el Consejo Nacional de Universidades como “el producto académico dinámico y flexible al servicio de la comunidad, diseñado para la formación de recursos humanos en la profundización y actualización de conocimientos en diferentes áreas y satisfacer necesidades específicas del contexto social nacional e internacional”.

       

Hoy nos encontramos presidiendo el acto de egreso de 198 cursantes de los diplomados que, bajo los lineamientos de la dirección de extensión universitaria, han sido diseñados y administrados académicamente  por la propia dirección, por SADPRO y por la Fundación UCV, esto nos satisface hondamente pues con ello además de dar respuesta a una necesidad sentida, se demuestra la confluencia de esfuerzos con un mismo objetivo, esto es la unión en función de mejores resultados.     

 

Cuando la ciudadana Rectora formuló su propuesta de gestión, consideró  al personal administrativo como factor esencial para coadyuvar la tarea universitaria y manifestó la importancia del estímulo a través de facilitar la ampliación  de su ámbito de preparación y capacitación; en este día nos satisface evidenciar como a través de la Dirección de Extensión, con el apoyo decidido del Rectorado se hace real ese propósito cuando miembros de ese personal integran la cohorte que hoy egresa.      

 

De igual forma nos preocupa el personal docente y así como en nuestras ofertas de postgrado se privilegia a nuestros profesores, también en los diplomados tienen cabida mediante la labor que en este sentido SADPRO realiza.   

 

La  presencia de profesionales y otros participantes en los diferentes programas de diplomado y que conforman este grupo, ratifica la credibilidad que nuestra institución tiene en la comunidad en cuanto a su calidad académica. Eso nos satisface y enorgullece.      

 

Ratificamos en actos como el de hoy que no hay obstáculos, cuando los objetivos obedecen a sanos intereses, cuando se tiene conciencia del compromiso, cuando los valores son asumidos de manera plena por el verdadero universitario. Por ello ni las más severas agresiones que se han convertido en rutina, circunstancia que deploramos y rechazamos, ni las limitaciones de orden presupuestario, han impedido que esta UCV continúe su tarea de construcción, su empeño permanente en vencer la sombra.           

 

Debemos congratularnos todos, docentes, autoridades egresados, por este nuevo triunfo académico, por haber cumplido una vez más con nuestro deber.       

 

Quienes han culminado este proceso formativo, adultos en edad, en intelecto, han recibido importantes conocimientos para ampliar los ya existentes y otros nuevos que les enriquecen, no puede separarse de ellos el componente ético, ese que nos indica los límites entre lo correcto y lo que no lo es, en este sentido deben tener presente que el diploma obtenido legitima un esfuerzo, les hace mejores, pero en ningún momento les convierte en especialistas en un área determinada; habrán de continuar en la medida de sus posibilidades buscando nuevos horizontes, para ello la universidad les ofrece diferentes rutas. 

 

El éxito, lo hemos señalado en similares ocasiones, no es privilegio individual, de el forman parte todos quienes de distinta manera fueron partícipes del esfuerzo. Hoy familiares, amigos, profesores, comparten la alegría del triunfo, y se les reconoce y aprecia su dedicación. Con ustedes y con ellos compartimos ese  hermoso sentimiento.      

 

Finalmente debemos expresar también el reconocimiento a la profesora milena sosa y a quienes integran esta importante dirección, ya que su tarea contribuye de manera significativa a dar respuesta a diferentes aspectos de interés de la comunidad, atendiendo a lo que constituye la responsabilidad social de la universidad, convirtiéndose, además, de esta forma en valioso aporte al éxito de nuestra gestión.

 

Los tiempos que transcurren están cargados de dificultades, necesitamos de voluntades, de mentes claras. La universidad nos exige participación efectiva, unión para vencer la adversidad, para la defensa de nuestra autonomía con el intelecto, con la decencia y con la dignidad del verdadero ciudadano y ucevista ejemplar. En tanto la sombra se convierte en amenaza, con la participación de todos lograremos vencerla.     

 

Felicitaciones y éxito

 

 

Caracas, 1 de noviembre de 2011