Palabras pronunciadas por la Rectora de la UCV, Profesora Cecilia García-Arocha, en ocasión del acto de instalación del segundo simposio en el marco de los 50 años de creación del CENDES UCV.

 

 

Cincuenta años de contribución, al proceso de desarrollo nacional, constituyen motivo de inmenso orgullo para la institución universitaria, más aún cuando esa contribución se ha expresado en importante generación de conocimientos, en formación de recursos humanos de elevada calidad, en serias propuestas fundamentadas en estudios serios sobre los diversos aspectos que constituyen el presente y el porvenir del país y como incalculable valor agregado: el sentido plural del que sus acciones están impregnadas. Constituye entonces el CENDES, para nuestra UCV un referente  de labor creadora, de responsabilidad social, de tarea constructiva, de la universidad que debe ser, esa que se ha descrito como la institución vertebral de la sociedad del tercer milenio, como faro de nuevos horizontes y motor del progreso.

 

Cincuenta años configuran una multiplicidad de eventos, de circunstancias, de atesorar y de compartir. Llegar a ellos de manera digna,  significa haber pasado por la vida sin dejar de crecer interiormente. Es arribar a un tiempo de realismo, de serenidad, de sabiduría y experiencia. Hoy celebramos con ustedes el tiempo y la labor, más aún, esa que está por hacerse a partir de una visión compartida de país y de la que estamos urgidos.    

 

En este sentido saludamos complacida la realización de este segundo simposio, la participación de tan destacados ponentes, la iniciativa de los organizadores, así como lo acertado de los temas que conforman el programa.

 

La universidad, se ha señalado constituye actor clave en el tejido social, es de vital importancia a la hora de pensar la sociedad que queremos. Las necesidades y expectativas de la sociedad, el servir a ella en procura de erradicar la pobreza, la intolerancia, la violencia, el analfabetismo, el hambre, el deterioro del ambiente mediante un planteamiento inter y transdisciplinario para analizar los problemas y contribuir con la construcción de una nueva sociedad, constituyen el reto que ha quedado plasmado en la declaración mundial sobre la educación superior en el siglo XXI. A él responde con el esfuerzo de su diario quehacer nuestra UCV, en ese esfuerzo y en esa respuesta tiene activa participación el CENDES.

 

Junto a esa tarea debe marchar, firme, aquella que orienta a la defensa de la libertad, de los valores democráticos, de la dignidad, del carácter autonómico de la institución, porque solo en ese ambiente puede germinar la semilla del saber, el progreso y el desarrollo de los pueblos. Ese ha sido y continuará siendo nuestro empeño y nuestro compromiso. Ustedes forman parte de él.

 

Al reiterar nuestro saludo y satisfacción por este transcurrir fructífero, esperamos expectantes no solo  las conclusiones, sino el impacto y la aplicabilidad de las propuestas  producto de este simposio, el que declaramos formalmente instalado.

 

Muchas gracias.

 

Caracas, 26 de septiembre de 2011

 

 

CIUDAD UNIVERSITARIA DE CARACAS
"PATRIMONIO MUNDIAL" (UNESCO, 2000)

"La mejor garantía de conservación de los monumentos y de las obras de arte viene del afecto y respeto del pueblo, y ese respeto asienta sus bases en la educación y en el fomento de su conocimiento". (Carta de Atenas, 1931)