Historia

El Herbario Nacional de Venezuela se fundó en 1921 como parte del Museo Comercial e Industrial de Venezuela, el cual estaba bajo la dirección del sabio y naturalista Henri Pittier.

Se inició con colecciones históricas de José María Vargas, Adolfo Ernst, Alfredo Jahn y del propio fundador.
 
En ese entonces, la institución creció gradualmente con la actividad de exploración de Pittier y el aporte de sus discípulos Francisco Tamayo, Víctor Badillo y Zoraida Luces. La sección Botánica del Museo fue transferida luego al Servicio Botánico del Ministerio de Agricultura y Cría, el cual se fundó en 1936.

Durante la década de los 40 la colección creció notablemente con las contribuciones botánicas de investigadores como Llewelyn Williams y Julian Steyermark. El producto de las investigaciones científicas realizadas fue publicado por Pittier en varias revistas y luego en el Boletín Científico y Técnico del Museo Comercial e Industrial de Venezuela. Como aportes importantes se pueden señalar: Catálogo de las Plantas Usuales de Venezuela (1926) y Catálogo de la Flora Venezolana (1945-1947).

El Herbario Nacional de Venezuela fue trasladado en 1958 desde el Museo a su sede actual en el Jardín Botánico de Caracas y en 1964 se registró con las siglas VEN en el Index Herbariorum, directorio de herbarios públicos del mundo a cargo de la Asociación Internacional de Taxonomía de Plantas (IAPT) y el Jardín Botánico de Nueva York (NYBG). Desde 1991 está adscrito a la Fundación Instituto Botánico de Venezuela (FIBV), ubicada dentro de la Ciudad Universitaria de Caracas, decretada por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la humanidad en el año 2000.

*De izquierda a derecha en la foto referencial: Henri Pittier, Ludwig Schnee, Zoraida Luces, Francisco Tamayo, Víctor Badillo, Tobías Lasser.  Tomada del libro "Imagen y Huella de Henri Pittier" de Tamayo, 1985.