String para buscar
Submit buscar

Palabras pronunciadas por la Rectora de la UCV, Profesora Cecilia García-Arocha durante el acto con motivo del Ascenso de personal docente en el escalafón universitario.

 

 

“toda conquista en los diferentes estadios de la humanidad representa una batalla contra el medio, contra las circunstancias negativas y a veces contra sí mismo. “solo los hombres y mujeres que han demostrado decisión superativa y no han vacilado jamás ante los obstáculos, que para ellos han representado acicate permanente, han logrado coronar la cima de las realizaciones imperecederas y han podido mirar desde la colina gloriosa de su triunfo, el desfile taciturno de los eternos vencidos de su existencia”.  

 

Esta cita del Dr. Gabriel Briceño romero nos resulta oportuna para iniciar nuestra intervención en este día, en el que un significativo número de docentes, recibe la credencial que legitima un nuevo esfuerzo en la tarea académica. Ustedes han logrado vencer los diferentes obstáculos de tiempo, recursos, acceso a la información, compromisos familiares, entre otros, para superarse a través de la investigación y el estudio, y constituyen una valiosa muestra de la inmensa reserva de talento, de disciplina, de capacitación, de calidad, que posee nuestra Universidad Central de Venezuela. 

 

Ocurre este acto, en un marco de dificultades para la institución universitaria. A las constantes e injustas agresiones y descalificaciones, se suma el grave problema de la insuficiencia presupuestaria. ¡Cuánto tiempo y esfuerzo dedicado a una lucha para conseguir lo que por justicia nos corresponde! No basta a la dirigencia nacional la constante demostración de eficiencia de la universidad expresada en las investigaciones productivas y pertinentes, el egreso de profesionales de calidad, la atención a las comunidades a través de los diferentes programas de extensión, en fin en el diario quehacer que se hace visible en cada uno de los logros y aun en la callada labor de docentes, empleados, obreros y estudiantes. 

 

La condición de dirigente o de militante comprometido, con una ideología o proyecto, no puede estar reñida con la condición de universitario, de universitaria, de quienes han transcurrido por estas aulas, vivido sus angustias y logros y alcanzado en ellas títulos y grados académicos que les han permitido éxito y satisfacciones.    

 

Hacer investigación científica, tecnológica o de contenido social,  que cumpla con la condición de ser original y produzca resultados de calidad, constituye en estos momentos, un enorme reto para los profesores-investigadores universitarios. La disminución  del presupuesto  aplicado a las universidades,  afecta de manera directa,  a aquellas  que contemplan la investigación, como una de sus funciones esenciales. por otra parte,  la decisión del ministerio de ciencia y tecnología, de financiar a través de los fondos obtenidos por la ley orgánica de ciencia, tecnología e innovación, solamente  proyectos de investigación en cuatro áreas, enmarcadas en los lineamientos del Primer Plan Socialista Simón Bolívar 2007-2013, reduce enormemente las posibilidades de trabajar en otras áreas de igual o mayor importancia que las seleccionadas, como por ejemplo, la de salud, educación, ciencias básicas, ciencias del agro y veterinarias, ciencias económicas, humanidades, entre otras.  

 

Consideramos que esta es una oportunidad propicia, para llamar la atención sobre la inconveniencia de imponer políticas públicas que, como esta, afectan negativamente  la capacidad de generar conocimiento nuevo, que es función irrenunciable de la universidad. Nuestra obligación, es formar profesionales del más alto nivel que,  estén en condiciones de  servir al país, provistos de los conocimientos y las experticias que exigen la solución de los problemas que la sociedad  sufre en la actualidad. Para poder lograr esto  la investigación es fundamental, como elemento de apoyo a la docencia.

 

Toda universidad moderna debe poseer una planta docente de calidad, pues de ello dependerá el beneficio a la sociedad, si esta característica está ausente, no podremos formar discípulos ni profesores brillantes. Decía el ya citado Briceño Romero que “la carrera docente responde a un proceso ascensional, que no es, ni puede ser en manera alguna, producto de la improvisación o la buena suerte, ella es consecuencia de una vida consagrada al saber, e impulsada hacia realizaciones de bienestar colectivo, dentro de una verdadera vocación”.     

 

La retribución a esa noble tarea, si bien está representada en la satisfacción diaria que proporciona el éxito de sus alumnos, en los logros que resultan de la investigación y su posterior aplicación, es innegable que lo económico resulta fundamental, pues cuando no se tienen cubiertas las necesidades, cuando no podemos tener  o es limitado el acceso a bienes y servicios, no hay correspondencia entre el trabajo, la dedicación, la mística y la recompensa, lo que resulta en frustración, en bajos niveles de satisfacción y en consecuencia, pudiera verse afectada la eficiencia y la eficacia, esto además, de una aspiración de elemental justicia, ha llevado a la comunidad universitaria, a una sostenida lucha para la consecución de un salario digno, y junto a él, de los recursos necesarios para unas también dignas condiciones de trabajo. Esa es la tarea y ese es el compromiso que lleva a las autoridades a seguir, junto a los gremios y a la universidad toda, incansables, sin pausa, hacia su logro.

 

Resulta importante destacar, que la comisión clasificadora central, creada por resolución del consejo universitario el 21 de marzo de 1961, es un órgano que persigue lograr con excelencia, pronta y oportunamente, los propósitos del vicerrectorado académico, en lo que se refiere a la clasificación  y ubicación del personal docente y de investigación, quien conjuntamente con la comisión clasificadora asesoran al  consejo universitario, en lo relativo a la clasificación y ubicación en el escalafón universitario  del personal docente y de investigación, prestando un servicio de excelencia y con compromiso institucional.


Igualmente, la comisión clasificadora central, siguiendo las orientaciones políticas del vicerrectorado académico, e integrándose a sus cambios gerenciales, en el marco de los principios de autonomía, democracia e innovación, viene desarrollando las siguientes actividades que representan fortalezas y logros de la actual gestión universitaria:


1.  Actualización del sistema de control de trámites internos, llevando control desde la consignación del mismo ante la facultad / dependencia hasta su aprobación por parte del consejo universitario y su publicación periódica (semanal) a través de nuestra página web (creada en noviembre de 2009),  la cual se ha traducido en una respuesta pronta y oportuna al profesor ucevista, tanto por vía telefónica como a través de internet.


2.  Realización regular de dos (2) actos académicos al año para la entrega de diplomas y botones al personal docente de escalafón universitario.  Se contribuye a elevar la mística y el compromiso institucional del docente, ante la comunidad universitaria.


3.   Revisión previa de los datos del bono doctoral con las direcciones de recursos humanos y personal de las facultades y dependencias, garantizando la depuración de los mismos previo al envío hacia la oficina de planificación del sector universitario y recursos humanos central.


4.   Elaboración periódica de cuadros cualitativos y cuantitativos por tipo de trámite discriminados por facultad y dependencia y de estadísticas doctorales.  Estos análisis, han permitido detectar la necesidad de programas de mejoramiento y estímulo a los docentes e investigadores, y corregir fallas en los procedimientos de ingreso y ascenso en el escalafón universitario.

 

En la actual gestión, es pertinente destacar que se aprobaron nuevos criterios para el cálculo de la antigüedad académica a los docentes, permitiéndoles utilizar o no,  este derecho, y evitando que éste se extinga en el tiempo o que lo extinga de oficio la propia administración; así mismo se materializó con éxito, la mudanza de la comisión clasificadora central hacia el piso 14, oficina 14-08 del Centro Comercial los Chaguaramos, el pasado 27 de marzo de 2010, con la finalidad de prestar mejor servicio a los docentes e investigadores, por la cercanía al campus universitario. E igualmente se diseñó el nuevo “baremo para la valoración de méritos para el personal especial con remuneración superior a la categoría de instructor”, a través de una sub-comisión creada para su evaluación, aprobado en el consejo universitario, en sesión del 10-02-2010. También se actualizaron los instructivos existentes, para cada uno de los trámites que se atienden, logrando así, que se minimicen los recaudos solicitados.


Desde junio del 2008 a la fecha, en el marco de las políticas de excelencia gerencial, se realizan diversidad de acciones que garantizan la atención personalizada de los docentes e investigadores que así lo han requerido, con solicitudes de información sobre el marco legal que nos rige, sobre los procedimientos requeridos para determinados trámites ante nuestra oficina o simplemente sobre documentos en su expediente.  Igualmente con éxito se ha cumplido con los actos académicos de entrega de diplomas y botones por concursos y ascensos, así como la incorporación de los docentes al programa del bono doctoral.


Cumpliendo con estas metas se han tramitado exitosamente cuatrocientos treinta y nueve (439) ingresos al personal docente y de investigación por concurso de oposición y un mil treinta y dos (1032)  ascensos en el escalafón docente.


En el acto del día de hoy  se reconoce el haber ingresado al personal docente por concurso de oposición a nuestra universidad a ciento ochenta y cuatro (184) profesores, ochenta y cuatro (84) están ascendiendo en el escalafón docente a la categoría de asistente, cincuenta y cinco (55) a la categoría de agregado, otros sesenta y tres (63) a la categoría de asociado y veintisiete  (27) a la categoría de titular.

 
Como se evidencia la actual gestión universitaria ha hecho grandes esfuerzos para mejorar la política de ingreso, y desarrollo docente de los profesores de la universidad central de Venezuela, estamos conscientes, de que es necesario profundizar en los procesos de desarrollo académico del profesor universitario, pero es imperioso contar con sueldos más halagadores, y un presupuesto justo, que garantice programas de estimulo a la investigación, a la docencia, becas nacionales e internacionales, bibliotecas y laboratorios actualizados,  que orienten, en la era del conocimiento, a hacer de nuestra institución,  más competitiva y profundizar los compromisos que históricamente, ha tenido en beneficio de la sociedad.

 

Es por ello, que a pesar de las dificultades, estimados profesores y profesoras,  que nos sentimos sumamente felices de compartir con ustedes y sus familiares este sencillo pero significativo acto de reconocimiento.

 

Celebra esta UCV, el éxito de sus docentes, convencida además de que en ello va el prestigio de la institución, consolidado en su historia, la calidad de sus egresados y el aporte que a la nación, han  justificado  su existencia.

 

Hace apenas una semana se cumplieron 225 años del natalicio del Dr. José María Vargas, en este día de fiesta académica bien vale la pena evocar su memoria y tal como lo expresáramos en anterior ocasión, ratificar nuestra esperanza en que “sea el silencio de su voz, convertido en presencia inmortal quien les guie hacia la defensa de la institución democrática, hacia el cabal desempeño de vuestras obligaciones, hacia la correcta orientación de las juventudes que en virtud de vuestra capacitación continuarán formando”. A ustedes les convocamos a proseguir, junto a nosotros, firmes, decididos, valientes, venciendo la sombra.

 

Felicitaciones y gracias.-

 

Caracas, 24 de marzo de 2011