Pico Mucuñuque, en Memoria de aquellos Pioneros y mi Primer 4000
Pico Mucuñuque y Laguna Mucubaji

En mi constante búsqueda por explorar esos sitios a los que no todos llegan, con un fuerte espíritu aventurero y con mis ganas de buscar montaña me uní, desde el mes de Agosto de 2007, al Centro Excursionista de la Universidad Central de Venezuela en una ya contada excursión al Monte Roraima (una de mis montañas más soñadas), ahora como miembro activo de este club y rodeado de personas con intereses similares empieza a crecer mucho más ese ímpetu por “ir a ver como se ve el mundo desde arriba”, ese mismo ímpetu que hoy me tiene contando otra nueva aventura, esta vez en la cordillera de los Andes Venezolanos: El Pico Mucuñuque

 

Empezando la Excursion
Laguna Mucubaji Nublada

Pero antes de hablar del Pico Mucuñuque es imprescindible que vaya un poco más allá en la historia:

 

En un aula de la Facultad de Ingeniería en 1958, comenzaron a reunirse estudiantes a quienes les gustaba el montañismo, disciplina no conocida entonces. Sin conocimientos, ni equipo lograron con su perseverancia, apoyo de la Dirección de Deportes de la Universidad Central de Venezuela, consistente en transporte terrestre e importación de equipo. Su primera meta: El Ávila. Un año más tarde, se hace el 1er campamento en la Laguna de Mucubají, Edo. Mérida; 10 hombres y 4 mujeres hicieron un errado ascenso al Pico Mucuñuque....(Tomado de la Historia del CEU)

 

luego de tantos años de historia hoy nos encontramos en vísperas de la celebración de los 50 años de ese club y entre tantas actividades propuestas nace, por iniciativa de Francisco Javier Guerra, conmemorar aquella primera salida al estado Mérida y a los andes venezolanos, precisamente a los 4670 m .s.n.m. del Pico Mucuñuque, ante mi una oportunidad de subir por primera vez una montaña de 4000 msnm y por primera vez excursionar en los andes, ¡por supuesto! ¿Cómo iba a desaprovecharla?. Los Invito a recorrer la historia de una excursión fugaz, bonita e interesante, mi primer 4000 sobre los andes venezolanos: En memoria de aquellos pioneros.

 

Caminando por el paramo

Datos

  • Lugar: Pico Mucuñuque, Parque Nacional Sierra Nevada, Estado Mérida. Venezuela
  • Curiosidad: A pesar de que el lugar visitado forma parte del Parque Nacional Sierra Nevada, este se encuentra propiamente en la Sierra de Santo Domingo, siendo el pico Mucuñuque el más alto de esta sierra. Así mismo se encuentran dos cumbres, una donde terminan las expediciones comerciales señalada por un hito, y la principal a la cual se le accede desde la cumbre anterior a través de trepaderos (es necesario algún equipo de escalada).
  • Dificultades: Bajas temperaturas, bastante altitud, variación climática por encontrarse ese sitio en una zona de confluencia de los vientos provenientes de los andes y de los llanos.
  • Objetivo: Ascender hasta los 4760 m .s.n.m. del Pico Mucuñuque.
  • Fecha: Desde el 26 de diciembre de 2007 al 29 de diciembre de 200.

 

 

Bitacora

Valle de la Mucubaji

Día 1: 26-12-2007: Luego de haber intentado en días anteriores conseguir un pasaje para este día a la ciudad de Mérida, nos encontramos bien temprano en la mañana, Nelson, Javier, Philip y yo en el Terminal de Pasajeros “ La Bandera ”, con la esperanza de por fin conseguir nuestro ansiado pasaje, el terminal estaba atestado de gente loca por salir de la bulliciosa capital (algo tradicional para la época decembrina) , ubicados en varias colas, luchando contra la negligencia de las autoridades y de la falta de conciencia por parte de algunos usuarios, logramos obtener nuestro boleto de salida, cabe destacar que la excursión casi se vio amenazada por este “pequeño gran detalle”: los pasajes.

En lo personal no se que sería más difícil, si encontrar el pasaje o subir el Mucuñuque, esta fue la primera odisea del día pero ya teníamos nuestro boleto para las 6:30 p.m., salimos a las 9:30 a.m. del terminal cada quien se fue a su casa a terminar de preparar el equipaje, yo tuve la oportunidad de tomar una siesta, a eso de las 4:30 p.m. salí de mi casa rumbo al terminal, el sistema metro estaba full de gente, transitar con mi mochila fue otra odisea, la segunda del día, a eso de las 5:30 nos encontrábamos los 4 antes mencionados y Karim, un amigo Francés que se ha unido estos últimos meses al CEU y aprovechó para unirse a esta excursión. Tomar el autobús entre tanto despelote fue la tercera odisea, Javier y Philip tuvieron que buscar donde estaba la unidad que teníamos que abordar puesto que el terminal era un desorden, casi nos dejan, pero logramos abordar el autobús y emprender nuestro viaje. ¡Un día de Odiseas!.

 

Pasando las Dos Cascadas

Día 2: 27-12-2007: Llegamos a la ciudad de Mérida (capital del estado homónimo) a las 9:30 de la mañana, Javier aprovecho que no habían colas para comprar el pasaje de regreso, pensábamos extender nuestra visita a Mérida hasta el día 30, pero se nos informo que no había salida para ese día así que tendríamos que regresar el 29 en la noche, desayunamos unas arepas en el cafetín del terminal y fuimos a donde salían los buses hacia la población de apartaderos. Salimos de Mérida por la carretera trasandina con rumbo a Apartaderos, el camino por el páramo fue bastante vistoso, llegando a San Rafael de Mucuchies se empezaba a sentir la baja temperatura característica de esta zona, a eso de la 1:30 p.m. llegamos a la laguna de Mucubaji, bajandonos del autobús nos metimos rápidamente en uno de los paraderos turísticos a ponernos las chaqueta, la temperatura era bastante baja, la gente nos veía extraño, a excepción de un amigo de la universidad que me encontré.

Preparando un Chocolate

Nos metimos en un restaurant a comernos una sopa de frijoles y una trucha asada, a eso de las 2:15 p.m. salimos hacia el Puesto de Guarda parques donde nos esperaban otro 3 miembros del CEU: José Daniel Santana (El duende) su hermana Livia y Tibisay quienes se trasladaron en vehículo particular, luego de pedir el respectivo permiso iniciamos la travesía. Empezamos rodeando la hermosa Laguna de Mucubaji cubierta por una espesa neblina, a través de senderos hechos por los caballos en que brindan paseos a los turistas, seguíamos causando sensación para los que nos veían con nuestros bolsos y dispuestos a pernoctar en estos paramos con tan baja temperatura. Luego de hora y media de camino llegamos al sitio ubicado cerca de dos pequeñas pero vistosas cascadas, donde conseguimos el área idónea para montar el campamento.

A una altitud de unos 3720 m.s.n.m. a medida que iba anocheciendo la temperatura empezaba a bajar considerablemente, llegando a un tope de unos 0º centígrados aproximadamente, sin embargo Nelson, Javier y yo, quienes hacíamos un grupo de carpa pudimos freír unas chuletas y cocinar un puré de sobre (bastante malo por cierto), luego mas tarde yo prepare una bebida achocolatada para combatir el frío, luego de dos partidas de UNO nos echamos a dormir.

 

Campamento

Día 3: 28-12-07: Nos levantamos a eso de las 7:00 a.m. aun el ambiente estaba frío pero pudimos cepillarnos los dientes y preparar leche para desayunar con cereal, organizamos algunas cosas, lavamos los trastes que dejamos sucios la noche anterior y a eso de las 10:00 a.m. tomamos nuestros bolsos de ataque, cargamos agua y comida de marcha y emprendimos camino hacia la cumbre, en el camino se nos unió un excursionista italiano que iba a hacer la cumbre ida por vuelta, la primera hora fue camino fue bastante vistosa, el Duende siempre iba a la delantera, pasamos entre frailejones más grandes que yo, y mucha vegetación típica del páramo, el camino se hizo bastante sencillo con la presencia de alguno que otro pantano, hasta que hicimos una corta parada de compactación.

Ivan y un Frailejon Gigante
El Duende haciendo Malabares

La siguiente hora el paisaje seguía siendo típico de los paramos pero ya se empezaba sentir un poco la fatiga producto del escaso oxígeno a medida que íbamos ganando altitud, sin embargo el paso era estable hasta la siguiente parada, donde tuvimos la grata ocasión de cruzarnos con Marcus Tobía , integrante de Proyecto Cumbre, quien ya venía descendiendo de la cumbre, casi inmediatamente dejamos el paisaje paramero para adentrarnos en una rampa de rocas sueltas, típica de las morrenas, vestigio de que en algún tiempo esta zona era cubierta por una masa glacial, la altura empezaba a hacer de las suyas, se empezaba a sentir algo de cansancio, la abundante nubosidad no permitía ver el final de la rampa, el camino se hacia algo tedioso por las rocas sueltas, al terminar la rampa casi inmediatamente ingresamos en una siguiente rampa, por un momento se despejo el cielo y a mi espalda y bien debajo de mi se podía ver las cúpulas del Observatorio CIDA ubicado en las montañas al frente de la Sierra de Santo Domingo, en ese momento fui consiente de que estaba a mas de 4000 msnm, seguidamente el Duende gritaba “CUMBRE”, un cúmulo de emociones se apoderaba de mi garganta y a pesar del cansancio Philip y yo aceleramos el paso, el Duende volvía a gritar “CUMBRE” y nos avisaba de que había nieve, sin embargo la visibilidad era escasa por la abundante neblina, hasta que pude divisar al Duende, y entendí que todo era una broma del Día de los Santos Inocentes, el Duende aun seguía subiendo, me detuve ante la frustración, tome una bocanada de aire y seguí subiendo a paso normal, sin embargo no todo era mentira, entre algunas rocas había algo de nieve y hielo, cantidades insignificantes, pero había, seguí mi camino y el efecto de la altura era evidente, casi una interminable hora después siguiendo los pasos de Javier me detuve a tomar algo de aire, el cansancio era evidente y ya el ascenso era más un esfuerzo psicológico que físico, escuche el grito de Javier “VAMOS ALLI ESTA…” esta vez no era una broma del día de los Inocentes: CUMBRE! a la 1:30 p.m. estábamos ante el hito que señalaba la cumbre del Pico Mucuñuque.

A pesar de la nubosidad la vista era espectacular, a causa de la altura tuve algo de dolor de cabeza, pero no era nada que me impidiera disfrutar de mi primer 4000. Media hora después emprendimos el camino de regreso, la bajada por las rampas fue rápida, había bastante tierra donde deslizarnos, Philip y Karim tuvieron sus tropezones que a penas les ensuciaba las ropas y las manos, cuando entramos en el paisaje de páramo el cielo fue despejando hasta dejar ante nuestras miradas la imponente sierra de la Culata. Con esta vista llegamos hasta nuestro campamento a eso de las 4:30 p.m. Nelson y yo preparamos una sopa para recuperarnos y en la noche entre Nelson, Karim, Philip y yo una pasta para recuperar calorías.

 

 

CEU en la Cumbre
Todos de Regreso

Día 4: 29-12-07: Después de soportar una noche con temperaturas bajo 0º, nos paramos a eso de las 6:30 a.m. para mi sorpresa me encontré con un campamento escarchado, y pozos de agua congelado, lo que significó la otra emoción del viaje: mi primera noche con temperaturas bajo 0º, antes de que calentara el sol tome algunas fotos del paisaje y subí a tomar unas fotos de la vista que teníamos hacia las lagunas de Mucubaji y de los Patos, a penas el sol calentó el ambiente nos activamos, desayunamos unos bollitos con queso, levantamos el campamento y emprendimos camino hacia la Laguna de Mucubaji, hacia un clima espectacular que se presto para tomar buenas fotografías, a eso de las 12 del mediodía llegamos a La Mucubaji , tomamos algunos videos para dar las impresiones de la excursión y nos dirigimos hasta la casa del guarda parques, de nuevo éramos la sensación para los turistas, en el puesto de guarda parques nos despedimos del Duende, Livia y Tibisay quienes se quedarían haciendo otra excursión por algún otro paraje Andino, tomamos un taxi hasta apartaderos donde abordamos un autobús hasta Mérida, llegamos a eso de las 4 de la tarde, nos dio chance de almorzar algo, pasear por el centro y volver al Terminal para partir de nuevo a Caracas. Así culminamos una furtiva pero muy bonita y emotiva excursión, para mí el primer 4000, para el CEU una importante conmemoración.

 

Por Ivan Marcano

 

Panoramica Laguna de Mucubaji