Paseo Aguraro Guariquito. Mayo 2002
Inmensidad del Llano

En este ocasión Juan Manuel y yo decidimos hacer un trayecto en bicicletas montañeras, mi sorpresa fue que no era de un solo día como estábamos acostumbrado hacer sino 3 días pedaleando. No hubo mayor itinerario, conseguimos unas alforjas (instrumento necesario para viajes largos), compramos las comida y partimos al Parque Nacional Aguaro Guariquito.

 

El Camino parece Interminable

Este Parque Nacional está situado en el Estado Guárico a unos kilómetros de Calabozo y a unas cuantas horas de Caracas. Saliendo de madrugada desde Caracas muy temprano llegamos a Calabozo en la camioneta de Juan Manuel. El es Ingeniero Agrónomo, experto corredor de carreras de aventura y unos de los mejores navegadores en esta disciplina, por ello para poder realizar el recorrido contábamos con la ayuda del mapa de la zona, la brújula y su destreza.

 

Primer Dia

¿Alcaraván o Correcaminos?

El primer día de recorrido no nos salió como lo planeado. Nuestra intención era llegar a un desvío y dormir cerca de unos de los ríos del Guárico pero después de pedalear por casi 90km encontramos que el desvío estaba cercado y era propiedad privada por lo que decidimos no tratar de cruzar y devolvernos. En la vuelta nos dieron la cola en una Pick Up y nos dejó en el desvío para agarrar directamente hacia el Parque Nacional nombrado. Hasta el anochecer pedaleamos y decidimos sacar nuestros chinchorros en el medio de la nada. En un principio el recorrido parecía fácil ya que nosotros estábamos acostumbrados a realizar rutas mucho más fuertes pero el peso de las alforjas hace que le de otro grado de dificultad. La ruta es dominada por vastos llanos, si miras a los lados parecieras ver lo mismo y si miras al frente podrás ver una recta interminable, el calor y la humedad te sofocan, la escases del agua es otra historia, la plaga te agobia pero todo esto es parte del sabor de la aventura que son recompensados con los increíbles paisajes que tiene Venezuela.

 

Segundo Dia

El Horizonte es nuestro Destino
Jose Daniel. Un Duende en el Llano

Aunque el trayecto fue más corto que el anterior, ya contábamos con algo de agotamiento. Salimos bien temprano, este día toda la ruta fue en tierra a diferencia del primero que buena parte de la ruta la hicimos en carretera. Parecieras estar en el medio del océano, el camino es totalmente desolado y en muy rara ocasión te encuentras alguna finca cerca del camino o alguna persona y menos con algún lugar donde comprarte algo. Cuando encontrábamos una finca cerca del camino recargábamos nuestras reservas de agua en los Camelbak, esa era nuestra grande preocupación "el agua" ya que no son evidentes los lugares donde puedes restablecerte o no sabes la procedencia de la misma. Aún cuando el invierno en esa zona era inminente el agua era escasa. En dos oportunidades vimos como los campesinos arreaban el ganado a las zonas altas de los llanos, podían arrearlo por 2 días hasta 1 semana entera depende a donde iban. Al llegar el invierno los llanos bajos se inundan haciendo imposible que el ganado sobreviva por lo que hay que trasladarlos a zonas altas de los llanos. Después de pedalear por casi 80km llegamos al río San José y al puesto de Guarda parques Morichalote. Después de hablar con los Guarda parques, ellos cedieron a dejarnos pasar la noche en el puesto, era un alivio para nosotros el no pasar la noche en la intemperie. Los Guarda parques nos comentan que pueden pasar semanas sin ver a nadie, en ese momento pensé que es como para volverse loco pero es solo cuestión de costumbre y de convivir con la naturaleza.

Tercer Dia

Juan Manuel
¿Que nos Ven?

Dejamos atrás a nuestros amigos los Guarda parques y decidimos ir a casa no sin antes pedalear por unos cuantos largos kilómetros. Ya yo estaba sufriendo los síntomas del agotamiento, me dolían piernas y brazos, el calor me fatigaba, sentía gran esfuerzo para seguir pedaleando. Ese día nos perdimos por unos 10km que con la vuelta se convierten en 20km, esa perdida se debió a que los mapas no están actualizados y hay muchos caminos que son relativamente nuevos y no aparecen en ellos. Después de rodar por unos 80km llegamos a la carretera pavimentada del Sombrero, en ese momento nos faltaban 40 más para terminar el recorrido, después de recorrer unos Km. más, otra Pick Up nos dio la cola hasta Calabozo, aceptamos la cola porque aún cuando a lo mejor nuestras fuerzas daban para terminar íbamos a llegar muy de noche a nuestro destino.

2 noches y 3 días las ruedas de nuestras bicis nos permitió conocer parte de este bello Parque Nacional de Venezuela.

Por Jose Daniel Santana

 

Los LLanos Zona Ganadera