String para buscar
Submit buscar

Palabras pronunciadas por la Rectora de la UCV, profesora Cecilia García-Arocha en ocasión del acto de celebración del XIX Aniversario de Creación de la Fundación Instituto Botánico de Venezuela.

 

En el complejo y difícil acontecer de la tarea de dirigencia universitaria en los tiempos de hoy, resulta grata esta pausa que da oportunidad para fortalecer el espíritu, frente a la naturaleza que nos circunda;  compartimos hoy con ustedes la satisfacción y la alegría por un nuevo año de labor cumplida.   

 

Arriba la Fundación Instituto Botánico de Venezuela a su diez y nueve aniversario, en medio de las adversidades que se han hecho característica de los días de nuestra patria, ello no ha sido obstáculo para que aún con limitaciones pueda esta institución llevar a cabo los objetivos que le dieron origen. Esto expresa el sentido de responsabilidad y compromiso de sus directivos, de sus empleados y trabajadores, circunstancia que destacamos con orgullo universitario.         

 

Hermoso espacio para la creación este Jardín Botánico, en donde el espíritu se integra a la naturaleza en un pleno disfrute. Abierto a la ciudad, a quienes en ella habitan y a quienes venidos de diferentes lugares, se solazan de aire sol y verdor.          

 

La investigación botánica, la administración, conservación, manejo y enriquecimiento del Herbario Nacional, constituyen parte de sus funciones, ello al decir de expertos, favorece la biodiversidad y las condiciones climáticas. Fuente para la generación de nuevos conocimientos, además de constituir una muestra de estética, de arquitectura, de arte. 

 

Diferentes aspectos se amalgaman para dar vida a la Universidad, docencia, extensión, investigación, podemos señalar que en la Fundación Instituto Jardín Botánico, confluyen todos ellos confiriendo así un gran valor a su existencia. En este día nos congratulamos con todos quienes hacen posible su acontecer productivo.    

 

Serias amenazas gravitan sobre la Universidad Venezolana, resulta incómoda la existencia de gente que piensa y analiza, que es capaz de criticar con sólidas bases de ciencia y humanismo los errores en la formulación, conducción y ejecución  de políticas públicas, cuando se está apartado de los principios de democracia, de pluralidad y peor aún, cuando a ello se agrega un profundo resentimiento que orienta hacia la destrucción. Hoy la Universidad se ve agredida de manera contínua, aún por quienes en ella se han formado y todavía hacen vida en su interior. Dura realidad que debemos enfrentar sin que decaiga el ánimo, sin que se pierdan esos valores que dignifican al ser humano. El diario fruto de nuestra labor, de nuestras actuaciones, demuestra permanentemente que la Universidad vive y trabaja al servicio del país y que esos frutos están impregnados de la pluralidad de ideas de pensamientos de teorías, de técnicas, con las que se construye el saber científico, la conducta humana, la solución a los diversos problemas de un mundo al que nos debemos.          

 

Cercana como está también la fecha en que se ausentara ese ilustre venezolano artífice de este Jardín Botánico, el Dr. Tobías Lasser, de quien se destacó su semejanza con uno de esos árboles firmes y frondosos que le pueblan, rendimos homenaje a su memoria y formulamos votos porque su obra inicial perdure y se fortalezca cada día con el esfuerzo y dedicación de sus custodios y con el apoyo pleno de la UCV.

 

Muchas gracias.-

 

 Caracas, 24 de mayo 2010.