Noticias de la Dirección de Información y Comunicaciones (DIC)

En el centenario de su nacimiento: Rector Jesús María Bianco renace en el alma de los niños

16/03/2017 19:01 Antigüedad: 217 días
Por: Ingrid Uzcátegui García

Risas, algarabías, vocecitas incontinentes de pequeñines y preadolescentes dieron la bienvenida a Nicolás Bianco, Vicerrector Académico de la UCV, quien invitado por las autoridades de la Escuela Jesús María Bianco, recordó a su padre y les relató anécdotas del niño, hombre y ser humano admirable que fue el Doctor Jesús María Bianco, fundador de la escuela homónima y quien el próximo 20 de marzo estaría cumpliendo cien años de existencia.

Las  autoridades de la Escuela dieron la  bienvenida  al Vicerrector  Académico,  expresando beneplácito  por   tener  la oportunidad de  recibir  a uno de los hijos del fundador de  la Institución, y  escuchar  a través  de  sus  palabras y  experiencia,  la vida  de quien fuera   un ejemplo para todos  y modelo  a seguir.

 

Quitándose la  investidura de autoridad universitaria, y  convirtiéndose en un docente cercano a los  pequeños ,  Bianco  Colmenares, en un gesto que  evidenció  la  sangre  que corre  por  sus  venas,  se quitó el saco. “¿Me puedo quitar el saco? Antes  que  todo les quiero  decir y agradecer  lo muchísimo que  aprecio  esta  generosísima  invitación”.Los niños  y  niñas emocionados  ante  el  ilustre  visitante, inquietos en sus  asientos  sólo querían  saber  cómo es  eso que  el Rector  tan ilustre  era  un ser  humano como cualquier  otro. “Todos  Somos  Ucevistas de  la Universidad Central de  Venezuela. Comencemos  con viva la  UCV” y se desbordó la  algarabía  y  contagiosos  gritos de los pequeños.

 

Relató el Vicerrector: “Jesús María  Bianco Torres, fue  y es  mi padre.  Parece  mentira  porque   estoy un poco viejo.  Lo primero que hay que saber es  que nació  el 20 de  marzo de  1917 y estamos  celebrando el centenario de  su natalicio”.

 

“La  iniciativa de la escuela proviene de  la Asociación de Empleados.   A  principios de los  años ’70 comenzó a  funcionar  y poco  a poco  ha ido creciendo  y formando nuevas  generaciones. De  manera  que es un honor  para mí   conversar  con ustedes y responder las preguntas  que me hagan.  Es  una maravillosa  oportunidad   estar entre   ustedes, cuerpo de profesores, empleados y  obreros de  esta escuela”, sonreía el Vicerrector.

 

Rompe el protocolo una pequeña de aproximadamente 7 años, quien lo interpeló: ¿A qué  se dedicó?   A lo que el Vicerrector  comenzó  la  narración. “Mi padre nació en el estado Zamora, así se  llamaba  en 1917, el estado Barinas”. Y allí como el docente que lleva  en el alma  comenzó el Vicerrector  a preguntarles por  las  capitales  de los estados. “En el  Estero de  Camaguán, allí  nació  Jesús  María  Bianco.  Su mamá era  maestra de  primer grado y él estudió con su mamá”.

 

“Pero  tuvo un problema  muy serio a los  9 años  porque su mamá murió.  Y  él  se  quedó  con su papá  hasta que terminó el sexto grado y se  vino a Caracas a  estudiar el bachillerato. Se graduó   en 1936, y luego conoce  a  Isabel Colmenares, mi madre con quien tuvo  5 hijos, mis  hermanos.  Soy el tercero de ellos”.

 

Entre  sonidos  estridentes,  paralizaciones,  festejos  y  pequeños que  grababan las  palabras del Vicerrector,  el hijo de   Jesús  María  les  relató que su padre se dedicó a estudiar  farmacia.  “Le encantaba la farmacia  y los productos derivados de la  química  y por eso ingreso en la UCV en septiembre de 1936”.

 

“Las matas, los  árboles, las  semillas, la  botánica eran lo suyo  y  por cuestión del clima se  vino a  Venezuela Henry Pitiier, lo que hizo que Jesús  María estudiara  el doctorado  con este  ilustre  científico. Ingresó luego   como profesor en la  Facultad  de  Farmacia en 1941”.

 

¿Cómo se  llamaba su abuela?   Interrumpe al Vicerrector  la pequeña  Sofía.  “Mi abuela  paterna  se llamaba  Carmen Torres y mi  abuelo,  Nicola. Mi abuela era muy bonita como  tú”.

Continuó el Vicerrector contándoles  que en el año  42 ingresa  su  padre a la  Facultad de  Farmacia y el rector  de esa época  lo escogió  para  ser decano. “Tenía  27 años,  a  él le  gustaba dedicarse a la universidad  solamente.   Allí comenzó la vida  y  la autoridad  de  Jesús  María  Bianco”

“Organizó  la Facultad de  Farmacia,  fundó la  Escuela de  Química.  Luego se convirtió en un preso  político.  Y  cuando  vino  la  época democrática  en la Universidad fue  vicerrector,  después Rector  y luego  Rector reelecto”.

Y  para finalizar, el pequeño Alejandro le pregunta ¿Cómo se  llama  su novia?   Y con una  sonrisa  que sólo los  niños provocan, el  hijo de  Jesús María  le  respondió “Yo tengo  una novia.  Mi novia se  llama Patricia”.

 

Una mañana deliciosa, con la energía de  quienes  son el futuro de la Universidad Central de  Venezuela, de la sociedad, del país… Con seguridad  el “Rector Magnífico” estará henchido de alegría y orgullo, porque estos pequeños son esa  semilla, esa  matita que dejó sembrada  en el alma  de la  Casa que Vence las  Sombra.