Dirección / Sub-Dirección

Objetivo de la Dirección:

 

• Toma las decisiones claves relativas a la plataforma tecnológica de la Universidad Central de Venezuela.

• La subdirección apoya en todas las funciones, especialmente en el área de desarrollo de proyectos de tecnologías de información, en la operación y mantenimiento de los sistemas e infraestructura operacional, así como también en el control y seguimiento del desarrollo de las actividades de la Dirección.

   

Funciones:

  

  • Planificar las actividades de la Dirección de Tecnología de Información y Comunicaciones, en coordinación con el Consejo Central y manteniendo un vínculo permanente con el Rector.
  • Establecer políticas y estrategias que sirvan de marco de referencia en el campo de tecnología de la información, atendiendo los lineamientos y requerimientos en el ámbito corporativo de la Universidad Central de Venezuela.
  • Dirigir los programas, determinar objetivos y prioridades a mediano y largo plazo en la implantación de nuevos sistemas, equipos, tecnología de computación y telecomunicaciones, determinando así que todas las solicitudes para la adquisición de equipos, sistemas, aplicaciones, etc; se adecuen técnicamente a los requerimientos del solicitante y al Plan de Informática de la Universidad.
  • Supervisar la elaboración y ejecución del presupuesto anual de la Dirección.
  • Planificar, coordinar y evaluar las funciones de las unidades adscritas a la Dirección para el logro de objetivos trazados por la Institución y así garantizar una gestión de calidad.
  • Participar en comisiones de alto nivel para el tratamiento y formulación de planes de gran envergadura en el área de la tecnología en la Universidad Central de Venezuela.
  • Establecer y promover convenios, contratos y acuerdos, en el área de la tecnología de información, en beneficio de la Institución.
  • Elaborar informes de Gestión de la Dirección con fin de efectuar la rendición de cuentas al Rector.

CIUDAD UNIVERSITARIA DE CARACAS
"PATRIMONIO MUNDIAL" (UNESCO, 2000)

"La mejor garantía de conservación de los monumentos y de las obras de arte viene del afecto y respeto del pueblo, y ese respeto asienta sus bases en la educación y en el fomento de su conocimiento". (Carta de Atenas, 1931)