La Ciudad Universitaria de Caracas - CUC

 

La Ciudad Universitaria de Caracas (CUC), obra del arquitecto venezolano Carlos Raúl Villanueva  y un equipo de colaboradores, se comenzó a construir a principio de la década de los 40´s en los terrenos de la histórica Hacienda Ibarra. Localizada a 870 mts sobre el nivel del mar y con un área de construcción que alcanza 164,2203 hectáreas, este conjunto autónomo aparece enclavado en lo que es hoy el nuevo centro urbano de la ciudad de Caracas, rodeado por las principales arterias viales y el sinuoso trazo de la serranía del Jardín Botánico.

 

El principal campus de estudio de la Universidad Central de Venezuela (UCV) ofrece actualmente ochenta y nueve edificaciones, en los más variados y atrevidos diseños arquitectónicos, destinados a albergar nueve facultades y diversas dependencias administrativas y de investigación, servicios culturales, deportivos y hospitalarios para uso de una comunidad universitaria que asciende a más de sesenta mil personas; sin contar la población de usuarios de servicios y visitantes regulares que convoca la UCV.

 

La Ciudad Universitaria de Caracas representa el máximo desarrollo de las ideas exploradas por la creatividad de Villanueva y un equipo de profesionales que desde sus distintas áreas de experticia trabajaron por casi dos décadas en el Instituto de la Ciudad Universitaria (ICU), organismo adscrito al antiguo Ministerio de Obras Publicas (MOP) durante el régimen presidencial del Gral. Marcos Pérez Jiménez. El énfasis del arquitecto consistió en la búsqueda de los más altos ideales y proposiciones del urbanismo, la arquitectura y el arte modernos; por ello simboliza el anhelo por alcanzar un mundo ideal de perfección para una sociedad y un Hombre nuevos que habían surgido en el hemisferio occidental a raíz de los trascendentales cambios filosóficos, sociales, tecnológicos y estéticos ocurridos en los siglos anteriores.

 

Este conjunto es uno de los pocos ejemplos construidos de la Ciudad Ideal , aquella ciudad vislumbrada por las vanguardias modernas del siglo XX como la alternativa utópica que alcanzaría una mayor humanización de la metrópoli al ser diseñada conforme a la escala humana, recuperando en ella la naturaleza perdida del Hombre, sin por ello negar la necesidad tecnológica, representada por símbolos del progreso como son el uso del concreto armado y la presencia del automóvil. Su éxito climático es otra característica relevante, fruto de la reinterpretación de nuestra herencia arquitectónica colonial a través del uso de pasillos cubiertos, celosías y parasoles que brindan protección del sol y la lluvia propia de nuestro trópico.

 

Si bien el tema de la Síntesis de las Artes no está por encima de los demás valores universales explorados y cristalizados por Villanueva en su máxima obra, es probablemente a partir de ésta propuesta integracionista que la Ciudad Universitaria de Caracas llega a ser de interés difundido. La crítica internacional así lo ha reconocido y celebrado: la Colección Síntesis de las Artes es con justicia uno de los más felices logros de integración conocidos en la historia contemporánea. Para esta experiencia, Villanueva logró convocar buena parte de una generación de artistas jóvenes venezolanos, junto a reconocidos artistas internacionales, quienes realizaron obras de gran formato y armónicamente integradas a las distintas edificaciones y espacios del campus universitario, algunas de ellas se han convertido en símbolos universitarios: tal es el caso de las esculturas Pastor de Nubes , de Jean Arp y el Amphion , de Henri Laurens, ambas situadas en la Plaza Cubierta; el monumental vitral de Fernand Léger, en la hall de la Biblioteca Central; la policromía de la Facultad de Arquitectura de Alejandro Otero y de manera especial los Platillos Voladores, de Alexander Calder, en el cielorraso del Aula Magna, obra considerada como uno de los mejores ejemplos contemporáneo de síntesis entre arte, arquitectura e ingeniería acústica.

 

Todas estas características como conjunto, hacen de la Ciudad Universitaria de Caracas la obra emblemática de la arquitectura moderna en nuestro país y con ella se inscribe la arquitectura venezolana en el corpus de la arquitectura moderna internacional, demostrando magistralmente que es posible la universalidad desde un profundo homenaje a lo local.

 

CIUDAD UNIVERSITARIA DE CARACAS : Criterios que justificaron su declaratoria como Patrimonio Mundial

 

De acuerdo a lo establecido en la Convención, junto a las líneas guías operacionales de la Organización de las Naciones Unidades para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), el conjunto de la Ciudad Universitaria de Caracas quedó inscrito en el listado de Patrimonio Mundial de acuerdo a los siguientes criterios:

 

Criterio i : Representar una obra de arte del genio creador humano

 

La Ciudad Universitaria de Caracas es una obra maestra de planeamiento moderno, arquitectura y arte, creada por el arquitecto venezolano Carlos Raúl Villanueva y un grupo de distinguidos artistas vanguardistas.

 

The Ciudad Universitaria de Caracas is a masterpiece of modern city planning, architecture and art, created by the Venezuelan architect Carlos Raúl Villanueva and a group of distinguished avant-garde artists.

 

Criterio iv : Ser un ejemplo eminentemente de un tipo de construcción o de un conjunto arquitectónico o tecnológico o de paisaje que ilustre uno o más períodos significativos de la historia humana”)

 

La Ciudad Universitaria de Caracas es un ejemplo excelente de la realización coherente de los ideales urbanos, arquitectónicos, y artísticos del siglo XX. Constituye una interpretación ingeniosa de los conceptos y espacios de tradiciones coloniales y un ejemplo de solución de apertura y ventilación, apropiado para su entorno tropical.

 

The Ciudad Universitaria de Caracas is an outstanding example of the coherent realization of the urban, architectural, and artistic ideals of the early 20th century. It constitutes an ingenious interpretation of the concepts and spaces of colonial traditions and an example of an open and ventilated solution, appropriate for its tropical environment.

 

 

La postulación de la CUC también cumplió con los criterios de autenticidad y de beneficio de protección jurídica nacional que aseguran su conservación; este último dado por la declaratoria y la Ley Nacional que ampara la Conservación y Preservación del Patrimonio Cultural.

 

La inscripción de la Ciudad Universitaria de Caracas, sede de la Universidad Central de Venezuela, en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO confirma el valor universal excepcional de este bien cultural por lo que merece la protección de la comunidad internacional para beneficio de la humanidad.

 

CUC: Valores Universales

 

El conjunto de la Ciudad Universitaria de Caracas, obra del arquitecto venezolano Carlos Raúl Villanueva, representa, con una calidad sobresaliente, una gran parte de los más altos ideales y proposiciones del urbanismo, la arquitectura y el arte modernos. La CUC es la utopía moderna construida, simboliza el anhelo por alcanzar un mundo ideal de perfección para una sociedad y un Hombre nuevos que habían surgido en el mundo occidental a raíz de los trascendentales cambios filosóficos, sociales, tecnológicos y estéticos ocurridos en los siglos anteriores.

 

En este conjunto Villanueva llevó a cabo, asumiendo un total compromiso con su tiempo y con una gran complejidad, una solución que pretende resolver, eficiente y funcionalmente, los problemas que se habían presentado en las ciudades tradicionales, que propone recuperar la relación perdida entre los espacios urbanos y la naturaleza, que está diseñada de acuerdo a la escala del hombre, que incorpora y aprovecha en su funcionamiento y en su construcción el desarrollo tecnológico de su tiempo con la introducción del automóvil y el uso del concreto armado. A la vez propone la realización de un mundo ideal de belleza y poesía, donde las formas y estructuras expresan el espíritu de los nuevos tiempos, donde se crea un nuevo espacio complejo, abierto, integrado y dinámico y donde las artes pasan a formar parte esencial del lugar habitado por los hombres.

 

En la CUC, Villanueva elaboró estos temas que caracterizan a la modernidad arquitectónica, logrando, en ese sentido, una de las obras más importantes de nuestro siglo en el ámbito internacional. Por ello, los venezolanos le deben al Maestro Villanueva no sólo la creación de una ciudad universitaria de gran complejidad y sublime belleza, sino la instauración de la modernidad arquitectónica en Venezuela. Al mismo tiempo, la sede de la UCV constituye una interpretación moderna de nuestras tradiciones arquitectónicas y urbanas coloniales, y es una solución ejemplar para la arquitectura de nuestro clima tropical.

 

Finalmente, el conjunto de la CUC posee el valor histórico de representar, a través de sus diferentes etapas y edificaciones, realizadas por Villanueva y un equipo de trabajo multidisciplinario durante un período de más de veinte años, los cambios que se sucedieron durante el siglo XX desde el urbanismo y la arquitectura académicos hasta la plena modernidad.

 

CUC: Cronología de un Patrimonio


Desde principios de los años 90 se inicia con verdadero empeño todo un trabajo, por parte de profesores y estudiantes de la Universidad Central de Venezuela, para lograr que su principal sede, la Ciudad Universitaria de Caracas, fuera valorada y reconocida como un importante conjunto urbanístico, arquitectónico y artístico. Fue a partir de 1993 cuando se dieron consecutivamente varios hechos significativos en la valoración de este moderno campus universitario y que se concretaron en una serie de declaratorias, tanto en el ámbito nacional como internacional, que reconocen y avalan sus valores estéticos, constructivos y culturales.


  • 1 Septiembre de 1993

En reconocimiento a sus valores arquitectónicos y su condición de sede de la principal casa de estudios superiores del país, la Ciudad Universitaria de Caracas fue declarada Monumento Histórico Nacional por la Junta Nacional Protectora y Conservadora del Patrimonio Histórico y Artístico de la Nación.


  • Junio de 1997

Un grupo de profesores e investigadores de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UCV, junto a un equipo multidisciplinario, constituyen el Proyecto “ Ciudad Universitaria de Caracas - Patrimonio”, bajo la coordinación de la Arq. Ana María Marín y cuya misión era elaborar el expediente de postulación de la CUC ante el Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO.


  • 10 de Junio de 1998

La declaratoria como Monumento Histórico Nacional de la CUC es ratificada por parte del Ministerio de la Secretaría de la Presidencia y del Instituto del Patrimonio Cultural, incluyendo adicionalmente los espacios dedicados al deporte (estadios), la recreación, el Jardín Botánico, la sede de la antigua Escuela Técnica Industrial (hoy Facultad de Ciencias), así como los espacios paisajísticos de los mismos.


  • 1 de julio de 1999

Se consigna oficialmente en el Centro de Patrimonio Mundial de UNESCO, en París, el expediente de postulación de la Ciudad Universitaria de Caracas a la lista de Patrimonio Mundial, registrado bajo el número C-986 La Ciudad Universitaria de Caracas es nominada ante el Comité de Patrimonio Mundial, en París.


Durante los dieciocho (18) meses siguientes se realiza el seguimiento del proceso de evaluación, atendiendo a las solicitudes de UNESCO y consignando los informes solicitados, siempre en contacto con la Delegación Permanente de Venezuela ante UNESCO.


  • Enero de 2000

La UNESCO envía a la experta mexicana Louise Noelle Gras, para que realizara una evaluación in situ del bien postulado. De esa visita se recomienda la creación de un organismo centralizado que garantice un plan de gestión y la toma de decisiones, así como incluir al Jardín Botánico en la solicitud de postulación.


El punto más vulnerable de la postulación es demostrar la voluntad y capacidad para preservar el bien. Por ello, el Consejo Universitario de la UCV creó en octubre, tras una campaña de presión interna, el Consejo de Preservación y Desarrollo; para ese momento aún inoperante y sin presupuesto. Por su lado la Presidencia de la Republica restituya la propiedad del Jardín Botánico nuevamente a la UCV.


  • 30 de noviembre de 2000

En la ciudad de Cairns, Australia, concluye el proceso de evaluación del Comité de Patrimonio Mundial, en su XXIV edición, inscribiendo a la CUC en la lista de Patrimonio Mundial, de conformidad con los términos de la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural de la UNESCO.


  • 2 de diciembre de 2000

Fecha oficial de la inscripción de la CUC en la lista del Patrimonio Mundial, confirmando su valor excepcional y universal como sitio cultural que debe ser protegido para beneficio de la Humanidad.


  • 21 de enero de 2001
  • El Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, visita la CUC, para entregar formalmente la declaratoria de Patrimonio Mundial.


Con esta inscripción, Venezuela pasa a poseer dos bienes de Patrimonio Cultural, junto a la Ciudad de Coro y su Puerto La Vela, y un bien de Patrimonio Natural como lo es el Parque Nacional Canaima.