Reseña histórica

La formación de profesionales de nivel superior en el campo de la historia se inició en Venezuela con la creación del Departamento de Ciencias Sociales del Instituto Pedagógico Nacional -Núcleo de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador- en 1939. En la década de los años cuarenta los estudios de historia contaron con profesores que ya entonces eran una referencia intelectual sobresaliente y que hoy son nombres de excepcional valor en la cultura hispana y venezolana, Mariano Picón Salas, Juan David García Bacca, Domingo Casanova, Eugenio Imaz, Miguel Acosta Saignes, Mario Briceño Iragorry, Augusto Mijares, Joaquín Gabaldón Márquez, Pascual Venegas Filardo, Federica de Ritter, Aristides Calvani, Edoardo Crema entre otros.

En 1953, la Ley de Universidades Nacionales en su artículo 13 introdujo cambios significativos que dieron a la Facultad de Filosofía y Letras una configuración organizativa y una nueva orientación a los estudios humanísticos. Surgió así la Facultad de Humanidades y Educación con sus Secciones de Filosofía, Letras, Historia, Educación, Biblioteconomía y Periodismo.

En 1958, al reorganizarse la Universidad Central después de la dictadura perezjimenista, el 2 de septiembre de 1958, la Sección Historia se convirtió en Escuela de Historia, siendo su primer Director el Dr. J. M. Siso Martínez. Se inició así la formación de profesionales especializados en el estudio sistemático de la historia que egresan con el título de Licenciados en Historia. El pensum de estudio de la Escuela de Historia en este período enfatiza la noción tradicional de la adquisición de información histórica, a fin de capacitar a los egresados para la función transmisora de conocimientos. Aunque no exactamente descuidados, los aspectos metodológicos de la formación -conducentes a la creación de conocimientos- recibían una atención menos destacada.

En 1969 el movimiento de la renovación universitaria generó en la Escuela de Historia un movimiento crítico que pretendió corregir esa orientación y propuso la revisión del pensum de la Escuela que tenía 10 años de vigencia. Las jornadas de discusión, con una gran participación de estudiantes y profesores, en medio de una atmósfera de intenso intercambio de ideas, tuvieron como resultado la aprobación de un nuevo pensum que intentaba ser expresión de una concepción actualizada de los estudios históricos. Esa nueva concepción quedaba resumida en la reformulación del objetivo de los estudios que debía ser, según la expresión acogida, la de formar un "científico social integral". Por tal se entendía un especialista formado (y no sólo informado) en el dominio de las herramientas de investigación que le permitiera estudiar la historia en su compleja totalidad. Por lo tanto, el nuevo plan de estudios hizo énfasis en las materias instrumentales que debía desarrollar un investigador dotado de las capacidades necesarias para tal fin.

El Plan de Estudios que entró en vigencia en 1971 y fue sometido a algunos ajustes en 1978. En las dos décadas transcurridas desde entonces, han egresado 303 Licenciados en Historia, algunos de los cuales son hoy profesores e investigadores universitarios, y otros se desempeñan con éxito en campos laborales afines. 

A cincuenta y nueve años de fundada, la Escuela de Historia puede ofrecer como saldo de su actividad una obra de destacada proyección. En sus aulas se han formado historiadores venezolanos que han tenido significativa labor profesional en las últimas décadas.

La labor de investigación realizada por profesores y estudiantes, suma en su conjunto, un cuerpo de reflexión histórica quizás único en los anales del país, por su densidad reflexiva, amplitud temática y de enfoques, así como por la cuantía y calidad de los trabajos elaborados. 


Han sido Directores de esta Escuela:


J.M. Siso Martínez

Germán Carrera Damas

Luis Cipriano Rodríguez

Óscar Abdala

Manuel Caballero

Josefina Gavilá

Josefina Bernal

Ermila Troconis De Veracoechea

Arístides Medina Rubio

Alberto Navas Blanco

Rosalba Méndez

Samuel Moncada

Rafael Strauss

Ramon Vicente Chacon

Agustin Arzola