Noticias del Consejo de Preservación y Desarrollo (COPRED)
27/06/2012 10:43 Antigüedad: 5 años

La magia de la CUC inspira a la poesía francesa

En el marco de la celebración del Festival Mundial de Poesía, el célebre escritor francés, Michel Butor, pionero de la llamada “nouveau roman” (nueva novela), visitó el Aula Magna, la Biblioteca Central y las instalaciones del Consejo de Preservación y Desarrollo de la Universidad Central de Venezuela – COPRED UCV, el pasado jueves 21 de junio.

 

La Embajada de Francia en Venezuela, la Escuela de Letras y la Escuela de Idiomas Modernos de la UCV, invitaron a Butor a un conversatorio en los espacios de la Escuela de Letras, no sin antes ser recibido por integrantes de la División de Promoción y Apropiación Social del COPRED para conducirlo al Aula Magna y permitirle contemplar la obra de Alexander Calder, a quien tuvo la oportunidad de conocer en Europa. El poeta de 85 años de edad se mostró maravillado frente a los famosos Platillos Volantes del recinto. Posteriormente pudo conocer el vitral de Léger, el mural de Vasarelly, y disfrutar de la arquitectura y el paisaje desde la terraza del COPRED.

 

Butor explicó que sus poemas son producto de los viajes que realiza, y por eso los define como “nómadas”. Reveló que al llegar a casa, luego de descansar y disfrutar de la tranquilidad de su hogar, comienza a recordar todo lo recorrido y a buscar la similitud entre las imágenes que observó con las palabras que puedan representarlas de manera perfecta, y de esta manera comienza a inspirarse en lo que será su próxima producción.

 

En este sentido, afirmó que su paso por Caracas y por la Ciudad Universitaria lo dejaron hechizado con la intensidad de sus colores y de su luz, material más que elocuente para unos versos memorables.


CIUDAD UNIVERSITARIA DE CARACAS
"PATRIMONIO MUNDIAL" (UNESCO, 2000)

"La mejor garantía de conservación de los monumentos y de las obras de arte viene del afecto y respeto del pueblo, y ese respeto asienta sus bases en la educación y en el fomento de su conocimiento". (Carta de Atenas, 1931)