Noticias de la Dirección de Información y Comunicaciones (DIC)

La UCV y sus símbolos: Nubes de Calder

22/08/2014 14:58 Antigüedad: 4 años
Por: Glenda Gonzàlez Foto: Andrew Àlvarez DIC/UCV

Es imposible hablar de los símbolos de la Ciudad Universitaria de Caracas (CUC) sin mencionar el Aula Magna y sus particularidades, entre ellas los “Platillos Voladores” o las “Nubes acústicas de Calder”. Y es que estos “Platillos”, al igual que el Reloj y el Pastor de Nubes, se han convertido en uno de los íconos más representativos de la UCV

 

Estas famosas “Nubes” no estaban en los planos originales de Carlos Raúl Villanueva, sino que fueron incluidas una vez que los ingenieros acústicos (los consultores Bolt, Beranek & Newman Inc.) señalaron la necesidad de modificar la estructura del Aula Magna, “pues su espacio en forma de abanico con cielorraso abovedado constituía el peor diseño para recintos que requieren una acústica natural”. La solución sugerida fue suspender paneles reflectantes de sonido en el cielorraso y en las paredes laterales, pensados de forma rectangular, según un primer bosquejo de Robert Newman.

 

Paralelo al momento en que se plantea la colocación de los paneles, Villanueva había entrado en contacto con Alexander Calder para solicitarle un “mobile” a ser ubicado en los espacios circundantes al Aula Magna. Calder, curioso por el interior de la sala, pide información sobre lo que se haría en ella.

 

Una vez enterado del proyecto, dice: ¿Por qué he de estar afuera cuando puedo estar adentro? Y propuso transformar los elementos rectangulares dibujados por Newman. Calder haría artísticamente esos grandes paneles, respetando las indicaciones de los especialistas acústicos y, además, le dijo a Villanueva, “puedo pintarlos”.

 

Así nacieron las “Nubes de Calder”, diseñadas al estilo de las ya conocidas piezas biomórficas del artista, en múltiples colores. Su colocación requirió de varios ensayos. De acuerdo al rendimiento de la acústica, se movían y se ajustaban en la posición deseada. Así, cada una de las nubes quedó fijada en una posición determinada, “afinada” matemáticamente por los ingenieros acústicos.

 

Las biomórficas de Calder

Alexander Calder fue un escultor y pintor estadounidense que se destacó en sus primeros años por realizar esculturas de animales en alambre y madera. Luego se relaciona con artistas como Miró, Arp, Léger y Pascin, y más tarde se asocia al grupo Abstraction-Creation. Se afirma que el encuentro con la abstracción geométrica de Mondrian provoca el primer gran cambio de estilo en su obra.

 

En 1932 realiza la primera exhibición de trabajos bautizados por Marcel Duchamp como “mobiles”, por el movimiento mecánico de sus piezas. En contraposición, Jean Arp usa el término “stabiles” para las construcciones no movibles de Calder. La influencia de Miró y de Arp son determinantes en las formas biomórficas y geométricas que comienza a aplicar en 1934 en unos “mobiles” impulsados por la acción del aire y del propio peso de sus piezas de hojalata, colgadas de alambres o cuerdas.

 

Por esta inventiva Villanueva afirmaba que Calder fue “uno de los personajes que más ha contribuido a transformar el concepto de la plástica contemporánea, a quien he podido conocer y tratar y que más me ha impresionado (…). No me es posible explicar la razón, pero lo cierto es que su obra delicada, transparente y móvil, produce en mí siempre una gran emoción”.

 

Valentía de“diablo”

Calder fue el único artista extranjero (a excepción de Vasarely) que vio su obra dentro de la Ciudad Universitaria. Vino a Venezuela en 1955 a conocer el Aula Magna. Desde ese momento apodó a Villanueva como “El diablo”, después de que le dijera en París, en 1952, que de llevar a buen término la obra no dudaría en pensar que tenía un pacto con el diablo o que era un verdadero diablo.

 

Para Calder, imponer la idea de instalar los “Platillos Voladores” en el Aula Magna debió exigir gran valentía. “Lo que hice al proponerlos nada es comparado con tal coraje”…”Ninguno de mis mobiles ha hallado un ambiente más extraordinario o más grandioso… Es el mejor monumento a mi arte”.

 

Hay otras tres obras suyas en la CUC: el “mobile” Ráfaga de Nieve (1955) y dos “stabiles-mobiles”, Estalagmita y Móvil con Hoja Horizontal (1955), todos en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo.

 
SABIAS QUE…

* Las nubes son 22 unidades, cada una con un espesor de 4 a 8 pulgadas, hechas de láminas de ½ pulgada de madera laminada sobre un marco pesado.

* El área total es de 6.500 pies cuadrados. Los plafones tienen escalinatas que hacen posible que una persona suba y “se monte en una nube”.

* Se dice que la idea no alcanzada de Calder era que tuviesen un mecanismo para ser más “mobiles”; ajustables en sus posiciones y alturas para adecuar acústicamente la sala en eventos más íntimos.

 
FICHA TÉCNICA

Nombre: “Platillos Voladores” (Flying Saucers)
Autor: Alexander (Sandy) Calder
Philadelphia, 1898-New York, 1976
Fecha: 1952


CIUDAD UNIVERSITARIA DE CARACAS
"PATRIMONIO MUNDIAL" (UNESCO, 2000)

"La mejor garantía de conservación de los monumentos y de las obras de arte viene del afecto y respeto del pueblo, y ese respeto asienta sus bases en la educación y en el fomento de su conocimiento". (Carta de Atenas, 1931)