Palabras pronunciadas por la Rectora de la UCV, Profesora Cecilia García-Arocha, en ocasión del Acto de bienvenida a los estudiantes de nuevo ingreso.

 

 

 

Se viste de júbilo la Universidad Central de Venezuela, en este día de fiesta académica, para recibir a un importante grupo de nuevos estudiantes para quienes comienza una trascendental etapa para su crecimiento intelectual y para su formación como profesionales y como ciudadanos y ciudadanas integrales.

 

Les recibe en este día la Universidad Central de Venezuela, cuyo origen obedece a la inspiración de nuestro Libertador Simón Bolívar quien la concibió como una institución democrática, abierta a todas las corrientes del pensamiento, donde ni el dinero ni el color de la piel fueran obstáculo para ingresar a ella. Nace como Real y Pontificia Universidad de Caracas para más tarde transformarse en Universidad Central de Venezuela. Caracteriza a la Universidad su condición plural, esto significa que en ella hay cabida para la diversidad de pensamiento, aquí se discuten las ideas y se respetan las divergencias, nos damos nuestro propio gobierno, es decir que de manera democrática la comunidad, a través de sus docentes y estudiantes, elige a quienes regirán sus destinos, aquí administramos de manera clara y responsable los recursos que nos otorga el estado venezolano, todo ello en función de su  autonomía, la que se puede definir como la libertad de acción de los centros de educación superior, libertad que es necesaria para cumplir con la función primordial de la Universidad, como lo es la búsqueda del saber y la verdad, sin presiones ni prejuicios. Significa además la independencia de todo aquello que coarte su libertad de acción y de expresión, de todo gobierno que la someta a sus intereses, de toda secta que la limite con sus dogmas, de todo partido que la influya con su doctrina.

 

Es ésta, la casa que vence la sombra,  como se afirma en las estrofas de nuestro Himno Universitario. Aquí se estudia, se investiga, se cultivan las artes y las ciencias,  se analizan los eventos propios de cada disciplina, pero también nos ocupa el diario acontecer de la nación, pues la universidad debe por obligación, responder a la sociedad.

 

Corresponde a los estudiantes la responsabilidad de convertirse en actores de primer orden en la defensa de los principios de democracia y libertad que le son propios a la institución universitaria, la de mantenerse alerta ante los peligros que atentan contra la integridad de la Institución. La de no ser pasivos frente al diario acontecer del país. La de exigir de sus profesores respeto a la condición humana, pero también cumplir con el deber de respeto a sus docentes y a todos los miembros de la comunidad universitaria. La de preservar los bienes materiales de su Facultad y de la Universidad. La de desarrollar un sentido de pertenencia.  No estar en la Universidad, sino ser ustedes la Universidad.

 

La Universidad  les ofrece la satisfacción de sus deseos de superación, de capacitación, una experiencia para la vida. Les ofrece la calidad de su enseñanza, la alta capacitación científica de su personal docente, la orientación oportuna a través de la unidad de asesoramiento académico, el respeto a la condición humana de ustedes, el esfuerzo constante por superar las dificultades que pudieran interferir con vuestro proceso educativo, la garantía de vuestro bienestar a través de OBE, el estímulo para seguir adelante.         

 

Ustedes han ingresado a la Universidad a buscar un mayor crecimiento, éste  no se logra sólo con quererlo, hay que luchar por él, en vuestras manos esta crecer, nosotros como universidad suministramos para ello algunos muy importantes elementos, lo demás se consigue por vosotros mismos.       

 

Que la estatura profesional y humana que ustedes logren, sea la que realmente aspiran y que nuestro esfuerzo contribuya significativamente a ello.      

 

¡Bienvenidos y bienvenidas a la Universidad Central de Venezuela,  cultura de paz, libre, plural, democrática y  autónoma!

 

 

Muchas gracias.

 

Caracas, 30 de noviembre de 2010