Palabras pronunciadas por la Rectora de la UCV, Profesora Cecilia García-Arocha, en ocasión del conferimiento del título de Profesor Honorario de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, al Dr. Armando Córdova.

 

 

 

“Tenemos por maestro a quien ha remediado nuestra ignorancia con su saber, a quien ha formado nuestro gusto o despertado nuestro juicio, a quien nos ha introducido en nuestra propia vida intelectual, a quien -en suma- debemos todo, parte o algo de nuestra formación y de nuestra información; a quien ha sido mayor que nosotros y ha hecho de su superioridad ejemplaridad; a alguien de quien nos hemos nutrido y sin cuyo alimento u operación no seríamos quien somos. Alguien, en fin, cuya obra somos en alguna medida”. Oportuna esta cita de Ridrurejo.

 

Para comenzar nuestra intervención en este día, en el que dando cumplimiento a una decisión del consejo universitario, a proposición de la asamblea de la facultad de ciencias económicas, rendimos homenaje a un docente en quien se expresa fielmente el contenido de las frases precedentes.                

 

Hoy se regocija la Universidad al distinguir al profesor Armando Córdova, con el Título de Profesor Honorario. Su trayectoria docente, sus ejecutorias en el mundo profesional, su actuación en el diario quehacer de la vida nacional, le convierten en universitario y ciudadano cabal, ejemplo para las generaciones presentes y del porvenir.   

 

Destacado profesional de las ciencias económicas, profesor invitado de varias universidades extranjeras, Doctor Honoris Causa de la Universidad simón Bolívar de Barranquilla, Colombia, autor de numerosas publicaciones, en el Dr. Armando Córdova se hace evidente también ese sentimiento ucevista que se arraiga  en quienes de manera cierta, profesamos por esta UCV: respeto, gratitud, compromiso .               

 

Actos como el de este día, reconfortan el espíritu, pues en medio del torbellino de adversidades  que pretenden envolver a la institución, siempre emerge el rostro real de ella como reserva de esperanza, como semillero donde se siembra y germina frondoso el  saber, como constructora de ideales y proveedora de herramientas para hacerlos realidad.

                  

En este día de fiesta académica, cuando además celebramos un nuevo aniversario de la creación de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, resulta imposible omitir un emocionado recuerdo pleno de respeto y admiración para el Dr. Domingo Maza Zavala. También universitario y venezolano de excepción, quien ausente ya de este espacio terrenal, dejó en su obra, en sus calificadas opiniones, importantes elementos que quienes le suceden habrán de recoger para contribuir con ello a la recomposición de un país cuya economía, significativamente vulnerada, requiere de actuaciones serias y responsables.

 

En similar acto señalamos y hoy lo repetimos convencidas, que la Venezuela de hoy en difícil circunstancia clama por mentes lúcidas, por espíritus decididos a defender la libertad, la justicia, la democracia, los universitarios estamos obligados a ello, una tradición de dignidad así lo impone, usted maestro, que ha sido y es ejemplo,  junto a la juventud que en nuestras aulas se forma, constituye una  esperanza que nos debe mantener firmes ante la adversidad y dispuestos a la   construcción de una patria mejor.       

        

Reciba  usted Dr. Córdova, junto al merecido homenaje de éste día, la más sentida expresión de admiración y respeto de ésta, su Universidad Central de Venezuela, cultura de paz, libre, plural, democrática y siempre autónoma.

 

Felicitaciones y muchas gracias.

 

Caracas, 16 de noviembre de 2010