Reseña Historica del Jardín de Infancia “TEOTISTE DE GALLEGOS”
DOÑA TEOTISTE AROCHA EGUI DE GALLEGOS (1888-1950)

El Jardín de Infancia Teotiste de Gallegos AEA-UCV, fue creado el 16 de enero de 1960 gracias a las gestiones lideradas por la Sra. Carmen Sánchez, destacada luchadora social de gran sensibilidad, perteneciente a la Directiva de la Asociación de Empleados de la UCV; ella inicia las diligencias y expresa el sentir y anhelos de las madres trabajadoras de la universidad, quienes aspiraban un lugar adecuado donde dejar a sus hijos para el cuidado y al mismo tiempo recibieran una adecuada formación educativa, por personas capacitadas. Este planteamiento fue apoyado por el Rector Dr. Francisco de Venanzi, dando así inicio a los trámites ante el Ministerio de Educación, para que autorizara su funcionamiento y dotara del personal requerido, los fundadores se inspiran en el nombre de Teotiste de Gallegos.

Se inicia las actividades del Preescolar, dentro del recinto universitario, ubicándose su primera sede en la Hacienda Ibarra, en el espacio llamado la Casona, con una matrícula inicial de aproximadamente 50 niños, con una asistencia del 50%, siendo la primera directora la Prof. Beatriz G de Moreira, desde esta fecha, nace el Jardín como un beneficio contractual para los trabajadores universitarios, cuentan sus fundadores que estos primeros tiempos, fueron muy difíciles, luchando para la consecución de la logística y convertirse no sólo en una institución para formar pedagógicamente, sino para atender de manera asistencial a todos los niños.

Debido a la situación reinante en el país en los años 60, época violenta, con frecuentes disturbios, se decide aislar el Jardín de Infancia de las instalaciones de la UCV y buscar una sede con el fin de preservar la integridad física y emocional de los niños, niñas y personal.

La institución comienza sus actividades el 3 de octubre de 1960, teniendo como sede la Qta. La Colina, dentro del área universitaria, que era utilizada antiguamente como residencia estudiantil. Para sus actividades iniciales el Ministerio de Educación en aquel entonces nombró dos maestras de educación inicial, más adelante la Asociación de Empleados Administrativos (AEA) integra al personal de la institución una maestra y tres auxiliares. El personal auxiliar fue una necesidad desde la fundación del Jardín debido a que el horario que cubría era de 11 horas.

En 1962, se implementó el comedor escolar, satisfaciendo así parte de la alimentación de los educandos, en 1963 se triplica la población y se ve la necesidad de aumentar la capacidad de cupo para el año escolar 63-64. esto trae como consecuencia no solamente un aumento del personal docente y administrativo, sino también la imperiosa necesidad de un local más amplio, que exige una mejor dotación y un ambiente adecuado para sus aulas; en esa época el Jardín como parte integrante de la estructura universitaria llego a contar con un personal docente compuesto por un total de 14 maestras entre graduadas y auxiliares, una matrícula de 150 niños, hijos de empleados, obreros, estudiantes y profesores; se propone el cargo de un coordinador de actividades que tendría como papel principal servir de representante entre la AEA y la institución.

En 1963, la situación interna de la universidad (huelga, manifestaciones, enfrentamientos con la fuerza pública) hace que el Jardín salga de su sede durante un año.

En 1966, vuelve a funcionar dentro del recinto universitario. Para 1969 el Ministerio de Educación crea otro cargo de maestra y la AEA financia un nuevo cargo de Asistente de Dirección, todo el personal que era costeado por la asociación pasó a ser empleado administrativo de la universidad.

Para el año 70, el jardín sale definitivamente de la universidad, por ser riesgoso para sus labores dentro del recinto universitario, ya que éste era totalmente irrespetado por algunos sectores estudiantiles y por parte de los cuerpos policiales, por tal motivo es mudada a la Qta. Tamaré, ubicada en la Urbanización Santa Mónica. En la calle Reynaldo Hahn con Cristóbal Rojas; siendo su directora la Sra. Lilian Aguilar, al jubilarse ésta, en septiembre de 1987, toma el cargo la Lic. Norelys de Medina, quien desde esa fecha hasta el año 2004, era la máxima autoridad de la institución.   Para 1976, se creó otro cargo de subdirección, actualmente cuenta con una población de 190 niños, un equipo de profesionales bastante completo, sede propia, funcionando en la misma quinta residencial de Santa Mónica, la cual constantemente está siendo reacondicionada para el adecuado funcionamiento de un preescolar.

 

 

                                                                      << Anterior